¿Cómo tener un gran perro? Te doy la respuesta

Tener un perro tranquilo, estable y feliz no es tan difícil, con un poco de información y una buena guía lo puedes lograr, espero que este post te dé un poco de luz y claridad sobre qué cosas debes tomar en cuenta para lograrlo.

Hay tres grupos de necesidades que tiene tu perro y que debes cubrir, te iré desglosando una por una de una forma sencilla, puedes imprimir el cuadro que te pongo al final y platicar con todos en casa para analizar su situación y ver en qué cosas pueden o deben trabajar.  

1. Necesidades físicas:

Cuidar a tu perro físicamente es por decir lo menos una obligación. Lo mejor es siempre prevenir enfermedades y malestares de cualquier tipo por lo que hay que agendar visitas periódicas con el veterinario. Te sugiero revisar lo siguiente:

a) Cuidado veterinario: cartilla de vacunación y desparasitación al día, baño y cepillado las veces que sean adecuadas conforme a su edad y raza, uñas cortas, esterilización si se considera necesario, revisión de rutina cada seis meses. Además mantente atento de la calidad y constancia de sus heces, la cantidad de alimento que ingiere, su estado de ánimo, etc., cualquier indicio de malestar llévalo a revisión, no pienses que porque es un perro se cura solo, eso es un mito, al contrario de lo que se cree cuando a un perro se le nota que se siente mal es porque lo que sea que tenga ya está avanzado así que no dudes y acude al especialista.

b) Cuidado en casa: manténlo siempre protegido del frío, lluvia y calor, siempre con agua fresca, alimento adecuado y en su peso ideal. Deberá hacer ejercicio y contar con un espacio de descanso propio.

c) Cuidado dependiendo de su edad y tamaño: A ver, un perro es un perro así que aunque sea del tamaño de un chihuahua o de un doberman, te pido: déjalo ser perro. Déjalo caminar, correr, saltar, oler y convivir con otros de su especie.
En lo que sí te debes fijar es en su edad, tamaño y raza (si es un bello criollo fíjate en el tamaño de su cuerpo, patas, etc.) cuidado con articulaciones, musculatura y cualquier molestia que tenga ya sea cardiaca o respiratoria.
Si es muy viejito o un Pug no le podrás pedir que corra una carrera junto a ti, si es un “perrito salchicha” (dachshund) no le pidas que salte o suba escaleras, si es muy cachorro tendrás que cuidar mucho sus músculos y huesos hasta que se fortalezcan bien, se consiente de la capacidad física de tu perro y respétala en todo momento.

IMPORTANTE: No se puede/debe tratar un problema conductual si tiene algo físico. Antes de tratar cualquier situación con un adiestrador hazle una visita al veterinario. Por ejemplo, descarta problemas en vejiga o riñón si no aprende a ir al baño en su lugar. 

2. Necesidades mentales:

Los perros piensan y entienden perfectamente las cosas, son sumamente inteligentes y pueden aprender a cualquier edad. Lo que es importante que sepas es que no tienen el proceso de raciocinio como nosotros, ellos aprenden a través de la repetición y la asociación.
Como te lo platiqué en este post en donde hablamos de autocontrol y del perro tranquilo, no hay que menospreciar el ejercicio mental, sobre todo el autocontrol, que también cubre necesidades emocionales. Realiza diario ejercicios mentales con tu perro, enséñale trucos, trabaja su olfato, ayúdale a superar nuevos retos, esto le dará confianza y lo mantendrá tranquilo.
Para saber más del autocontrol ve a leer ¡Un perro que sabe sentarse no es un perro educado! 

3. Necesidades emocionales: 

Muy relacionadas con las mentales e incluso con las físicas, las necesidades de un perro son algo que debemos ver como un todo, un conjunto de prácticas y actividades que al estar presentes en su vida diaria harán de nuestro perro el mejor compañero.
Dale a tu perro mucho amor, pero quiérelo como necesita ser querido, enséñale las reglas de la casa para que la convivencia sea sencilla para todos, dale tiempo de calidad jugando, paseando, adiestrando y educando.
El contacto físico también es importante, te aconsejo una sesión diaria de caricias o masaje suave, esto le ayudará a estar en paz y hará crecer el vínculo y confianza entre ustedes.
Concéntrate mucho más en enseñarle lo que sí puede hacer en lugar de regañarlo todo el tiempo, dale siempre una alternativa positiva para entretenerse, morder, etc.
Sin importar que tu perro duerma contigo en la cama o que le guste subir al sillón, todos los perros deben tener su cama o espacio de descanso propio, puede ser un cojín, cama o de preferencia su kennel o transportadora siempre abierta. Al igual que tú tienes tu cama tu perro también debe contar con un lugar al que pueda acudir cuando quiera descansar y relajarse.

Te propongo que revises el siguiente cuadro, otorga una puntuación del uno al cinco donde uno es “nunca lo hago/no está cubierto” y cinco es “súper bien cubierto/lo hacemos diario” así descubrirás qué es lo que tienen que trabajar. 

No hay calificación final no te preocupes el objetivo de este ejercicio es clarificar qué es lo que necesitan tu perro y tú para disfrutar la vida como realmente quieres. 

¡Ánimo! recuerda que con cariño y constancia todo se logra, la relación ideal con tu perro está más cerca de lo que crees.  

Mr. Woof, Derechos reservados 2019 | Privacidad Condiciones | Cookies | SPAM